Publicado por direccion, 17-Junio-2020



GARANTÍA PROCESAL: INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO SE APLICA EN CASOS DE HOSTIGAMIENTO SEXUAL

Tribunal de Servir dicta pautas en el proceso sancionador magisterial.

17/6/2020
El interés superior del niño como norma de procedimiento que impone garantías procesales en pro de los intereses de los niños, niñas y adolescentes, se tomará en cuenta al realizar el razonamiento probatorio y valoración de los medios de prueba en los procedimientos administrativos disciplinarios seguidos a los docentes que se lleven a cabo en el magisterio por casos de hostigamiento y violencia sexuales en agravio de alumnos de colegio.
Esto en aplicación de los precedentes administrativos de observancia obligatoria aprobados por el Pleno del Tribunal de la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir) mediante la Resolución de Sala Plena Nº 003-2020-Servir/TSC, que a modo de guía práctica se establece la metodología para probar los actos de hostigamiento sexual contra los escolares durante el ejercicio del magisterio como las conductas sexistas.

Lineamientos
A tono con el Fundamento Nº 38 de esta resolución, las autoridades magisteriales en principio deberán identificar el acto imputado al docente y que calificaría como de hostigamiento sexual, atendiendo a que los hechos imputados deben estar descritos con la mayor precisión posible.Después, se deberá identificar y recabar los medios probatorios que permitirían acreditar la ocurrencia del hecho, como la declaración de la víctima, que puede estar contenida en el informe psicológico o la entrevista única u otro documento; la declaración de testigos, grabaciones de audio y video, fotografías, mensajes de texto, correos electrónicos, mensajes de redes sociales, entre otros actos.
Pero, en todo momento se deberá evitar la exposición del menor a un trauma mayor que le puede representar la investigación, respecto del que ya sufrió por el hecho mismo de la violencia sexual, indicó el vocal titular de este colegiado, Ricardo Herrera Vásquez.
Además, según los precedentes aprobados, al realizar la valoración de la prueba se tendrá que tomar en cuenta el número de pruebas recopiladas; los distintos tipos de medios probatorios recogidos; la necesaria correspondencia entre el medio probatorio y el hecho que se quiere probar.
También la fiabilidad o credibilidad del medio probatorio; y, como la falta habría sido cometida en perjuicio de un menor, deberá atender en la argumentación jurídica el interés superior del niño. “Son temas que exigen rigor y además no es posible que toda denuncia verbal sea suficiente para castigar al docente”, dijo.

Trascendencia
Con esta resolución, el tribunal ha logrado vincular el concepto jurídico de hostigamiento sexual contenido en la Ley de Hostigamiento Sexual con la Ley de Reforma Magisterial que cataloga como violencia sexual, entre otros supuestos, todo acto de hostigamiento sexual, pero sin definir este tipo de acto dentro del ámbito del magisterio, explicó Herrera Vásquez.
Así, sostuvo que se considerará, en adelante, como parte de la violencia sexual en las aulas de los colegios públicos del país la conducta sexista, que es una forma de hostigamiento sexual contenida en la Ley de Hostigamiento Sexual, como forma de violencia verbal sexual. Por ello, habrá violencia sexual cuando un profesor diga a un niño que llora para callarlo: los hombres no lloran, o diga a una niña: no entiendes porque eres mujer, o realice cualquier otro comentario sexista, detalló Herrera.

Datos
Los órganos o autoridades que tienen a su cargo los procedimientos administrativos disciplinarios seguidos a los docentes deberán tener en cuenta los criterios fijados como precedentes.
La decisión responde a la necesidad de tratar de uniformizar los criterios de procedimiento de las faltas cometidas por los trabajadores de la administración pública en las diferentes entidades del Estado, indicó Herrera.

FUENTE: DIARIO EL PERUANO